COVID-19: enfermedades crónicas y mortalidad

Importantes congresos de la especialidad debieron ser suspendidos. Conocé las enfermedades crónicas asociadas a mayor mortalidad.

 

ENDO 2020 cancelado

El día 9 de marzo, la Junta de Directores de la Endocrine Society anunció que su reunión anual será cancelada por "una emergencia de salud sin precedentes debido al nuevo brote de coronavirus" (sic). ENDO 2020 estaba programado para el 28 y 31 de marzo en San Francisco. En un comunicado, el presidente de la sociedad, E. Dale Abel, expresó: "Hemos sido claros desde el principio que la salud y la seguridad de los asistentes de ENDO, el personal, los expositores y la comunidad de San Francisco son nuestra máxima prioridad". Agregó: "Al celebrar la reunión, podríamos no solo poner en riesgo a los asistentes, y también podríamos desplazar a los trabajadores de la salud durante una crisis de salud pública". Comunicado oficial

IOF – ESCEO reprogramado

El World Congress on Osteoporosis, Osteoarthritis and Musculoskeletal Diseases, estaba programado originalmente para realizarse entre el 2 y el 5 de abril de 2020 en la ciudad de Barcelona, España. En base en las recomendaciones de la OMS, las autoridades españolas declararon a la situación como de fuerza mayor y recomendaron la cancelación del evento.

En vista de la gran cantidad de esfuerzo y recursos dedicados a la OMA 2020 por la Comunidad Científica, así como por las entidades corporativas que apoyan el evento, las autoridades organizadoras el congreso decidieron no cancelar el congreso sino reprogramarlo. Por lo tanto, la WCO 2020 tendrá lugar en Barcelona, España, pero que las fechas del evento se han trasladado al Jueves 20 de agosto hasta el domingo 23 de agosto de 2020.
Comunicado oficial

 

 

La diabetes y otras enfermedades crónicas están asociadas a mayor mortalidad por COVID-19

Mientras los casos por infección con el coronavirus (COVID-19) siguen acumulándose a lo largo del mundo, las características clínicas de los pacientes afectados se hacen cada vez más evidentes.

De acuerdo a datos del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades (1), se han confirmado 44.672 casos, la mayoría en personas de 27 a 30 años (86,6%), con 80,9% de ellos considerados como leves, con una tasa de letalidad calculada de 2,3%.

Poder conocer las características clínicas de los pacientes afectados, permite identificar los grupos de riesgo. Reportes de COVID-19 mostraron que 32% de los pacientes padecían una enfermedad crónica y de estas, la más común era diabetes (20%). (2)

Por otro lado, una publicación que incluyó 99 pacientes con neumonía por COVID-19 mostró que 51% de los afectados tenía alguna enfermedad crónica, siendo las más frecuentes trastornos cardiovasculares (40%) y diabetes (13%). (3)

Si se analiza con más detalle lo reportado por el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades, se observa que 15.536 personas infectadas por COVID-19 refirieron no presentar comorbilidades, obteniéndose una baja tasa de letalidad (0,9%). Pero si se revisan los casos de los pacientes que fallecieron (1.023), el panorama es distinto. La tasa de letalidad para las personas con enfermedad cardiovascular es de 10,5%; para diabetes 7,3%, y 6,3% para enfermedad respiratoria crónica. Asimismo, por lo general los pacientes que fallecieron eran mayores a 60 años.

Diversos análisis han mostrado que la diabetes incrementa el riesgo para el desarrollo de neumonía. De hecho, se ha calculado que la diabetes eleva el riesgo relativo de hospitalización por neumonía (RR: 1,26), en comparación con una persona sin diabetes. (4) En este aspecto, es posible que la hiperglucemia crónica pueda afectar la respuesta inmune al proceso infeccioso, aunque este es un fenómeno aún discutido y que requiere de mayor estudio. En contraparte, las diversas asociaciones que han desarrollado guías de manejo para la diabetes sugieren la vacunación rutinaria contra influenza y neumococo, lo que indica el riesgo elevado de las personas que viven con diabetes a los procesos de infección pulmonar viral y bacteriana.

Las autoridades sanitarias mundiales han emitido diversas recomendaciones preventivas para evitar la diseminación y contagio del coronavirus causante de COVID-19. En consecuencia, como profesionales de la salud, es necesario dar las recomendaciones adecuadas para la prevención de la infección, como evitar el contacto cercano con personas con proceso de infección respiratoria, evitar tocarse ojos, nariz o boca, lavado frecuente de manos, sin olvidar la vacunación contra influenza, entre otras. Estas sugerencias se hacen más relevantes en los pacientes que puedan presentar una infección más letal, como quienes padecen trastornos crónicos, como diabetes.

Bibliografía: 1) http://weekly.chinacdc.cn/en/article/id/e53946e2-c6c4-41e9-9a9b-fea8db1a8f51 2) Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China. The Lancet 2020; Vol 395, N° 10223: 497-506. 3) Epidemiological and clinical characteristics of 99 cases of 2019 novel coronavirus pneumonia in Wuhan, China: a descriptive study. The Lancet 2020; Vol 395, N° 10223: 507-513. 4) Diabetes, Glycemic Control, and Risk of Hospitalization with Pneumonia. A population-based case-control study. Diabetes Care 2008 Aug; 31(8): 1541-1545.

 

Recomendaciones para equipo de salud Ministerio de Salud de la Argentina

 

Recomendaciones para atención al público: Ministerio de Salud de la Argentina

 

Mapa interactivo de la OMS

 

Copyright 2020. Endoweb.net

Comentarios

Para comentar este artículo debe estar logueado. Por favor haga click aqui